martes, 1 de noviembre de 2016

Superfood para nuestra piel

Hola chic@s!

¿que tal? En el post de hoy, vengo a hablaros de un producto para el cuidado de la piel, en concreto, para la cara. Se trata de las mascarillas 100% veganas que ha elaborado The Body Shop.

Formuladas sin parabenos, parafina, siliconas o aceites minerales añadidos. Su receta está inspirado directamente de la naturaleza.


Podemos encontrar varios tipos:
  • Efecto relleno rosa británica: pieles que necesitan hidratarse y recargarse desde dentro
  • Revitalizante açai del amazonas: recarga de energía rápida dado a la fatiga y estrés
  • Purificante carbón del himalaya: pieles que necesitan purificarse
  • Nutritiva intensiva miel de Etiopía: pieles que necesitan una dosis de nutrición
  • Unificadora ginseng y arroz chino: mascarilla exfoliante y cremosa para una piel luminosa y uniforme.
Como veis, ofrecen una variedad para cada tipo de piel. Yo he tenido la oportunidad de probar dos de ellas. La mascarilla purificante carbón del himalaya y la unificadora.



La mascarilla carbón del himalaya es una mascarilla de arcilla que contiene carbón de bambú, hojas de té verde y aceite del árbol del té. Es una mascarilla limpiadora que ayuda a purificar tu piel y liberarla de los puntos negros, grasa y posibles granitos. Su textura es cremosa y su aspecto es marrón, tal y como veis en la foto.

Podemos aplicarla en la zona T (frente, nariz y mentón) o bien aplicarla por toda la cara. Yo os recomiendo que la apliqueis con una brocha ya que aprovechareis mejor el producto y es más higiénico. La dejamos actuar durante 5 minutos y retiramos con agua tibia. Al principio podeis notar una sensación de picor... (es lo que me comentaron en la tienda, dado que eran mascarillas potentes). En mi caso, no ha pasado y eso que tengo la piel sensible... notaba sensación de frescor. Conforme pasaban los minutos notaba tirantez pero eso es por el efecto secante de la mascarilla. 

Como podeis ver en la foto de arriba, se notan como puntitos negros, supongo que serán las hojas de té o carbón...  


Cuando la retiramos la piel queda muy suave y sin pizca de grasa. Es recomendable aplicar la mascarilla con la piel limpia; y aplicarla una vez a la semana.

Por otro lado, la mascarilla unificadora contiene gingseng, extracto de arroz y aceite de semilla de sésamo. Esta mascarilla tiene una textura cremosa y lo que hace en nuestra piel es función exfoliante y nos unifica el tono. Por lo que para las pieles apagadas puede ser un buen aliado. Hace un efecto peeling en nuestra piel pero sin dañarla. Nos aportará un tono uniforme y luminosidad. 
Su color es blanquecino y al aplicarla podemos notar como granulitos. Esta mascarilla si produce una especie de picor... A mi me recordaba a cuando tomas una infusión de jenjibre que deja un toque "picante". 

Para aplicarla, igual que la otra, la aplicamos por toda la cara con ayuda de una brocha y tras 5 minutos retiramos con agua tibia. es cierto, que la piel está más suave cuando la retiras, pero si es cierto que la piel se me puso un poco rojita. No sé si provocado por el efecto exfoliante o por qué.  En cuanto a su aspecto unificador no noté mucho, yo soy bastante blanquita y mi piel no presenta manchas ni nada. Supongo que ese efecto se notará con el uso continuo. 

En mi caso, esta mascarilla no la compraré por lo que he comentado. La mascarilla de carbón si que puede convertirse en un buen aliado de mi rutina potinguil para mantener la grasa a ralla.

Con estas mascarillas, aportamos un buen alimento a nuestra piel con productos naturales. Su precio es de 20 euros.

y vosotr@s, ¿la habéis probado? Espero vuestros comentarios!